Alto Rendimiento, centro internacional de formación deportiva

Cursos de formación online y a distancia desde Logroño


Curso de Preparación Física de Tenis

Curso de Preparación Física de Tenis con certificación homologada desde Logroño


Curso de Preparación Física de Tenis

Objetivos del curso

  • Orientar y guiar a los alumnos en el conocimiento teórico-práctico del padel.
  • Capacitar al alumno para ser más efectivo en la mejora del rendimiento del padel.
  • Distinguir y aplicar los diferentes métodos de entrenamiento de las distintas capacidades físicas (resistencia, fuerza, flexibilidad y velocidad) de forma apropiada.
  • Interpretar los fundamentos teóricos en los que se basan las distintas unidades básicas de planificación aplicadas en el padel (sesión, microciclo, mesociclo, macrociclo).
  • Emplear el conocimiento de la evolución de las capacidades físicas mediante la maduración biológica y el entrenamiento para planificar la carrera deportiva del jugador de padel.
  • Que el alumno sepa diferenciar los distintos tipos de fatiga y tener un conocimiento preciso de las causas y factores desencadenantes de la misma, así como saber algunos medios y métodos para recuperación del jugador de padel.

Al finalizar el curso el alumno será capaz de:

  • Conocer en profundidad la teoría que sustenta al entrenamiento deportivo, especialmente en la preparación física del padel.
  • Utilizar correctamente la metodología específica para el entrenamiento del ugador de padel profesional.
  • Articular de manera precisa la teoría y la práctica.
  • Conocer los aspectos morfológicos y funcionales del organismo del ugador de padel.
  • Dominar los aspectos básicos sobre nutrición, hidratación, masaje deportivo, técnicas de recuperación, que el jugador de padel profesional necesita.
  • Conocer los principales protocolos de evaluación mayormente utilizados en el campo del padel.
  • Identificar el rol del psicólogo deportivo, analizar las conductas de los entrenadores y de los deportistas y utilizar efectivos programas de intervención que nos permitan detectar y resolver distintas problemáticas.
  • Capacitar al alumno para definir, caracterizar y analizar desde los distintos aspectos al padel.
  • Conocer los secretos de la preparación física específica del jugador de padel, dosificando correctamente las cargas y aplicando la periodización que la competencia requiera, utilizando eficazmente la más actualizada metodología.
  • Conocer el papel específico del preparador físico padel en las diferentes situaciones y categorías que se puedan presentar.

Escuela de entrenamiento Alto Rendimiento

La excelencia profesional, el trabajo y el éxito vienen avalados por una formación de alta calidad. Alto Rendimiento se caracteriza por ser una escuela de alta exigencia donde los alumnos de Logroño desarrollan sus conocimientos, destrezas y competencias para formarse en Curso de Preparación Física de Tenis. Pocos centros que imparten sus títulos de entrenador o preparador físico de forma presencial, evalúan o se centran en las competencias que el alumno desarrolla. Las competencias quieren decir: "demostrar lo que uno es capaz de hacer" durante y al final del curso.

Más de 3000 profesionales avalan nuestra formación


  • Duración: 50 horas
  • Plazo: 3 meses
  • Materiales: Material online
  • Metodología: Online
  • Certificado: Ereps, Alto Rendimiento "Especialista en la preparación física del tenis"
¡No esperes más, infórmate y asegura tu futuro!
Más información

Curso de Preparación Física de Tenis cerca de La Rioja

Algunos artículos que te pueden interesar
Prácticas trabajo curso entrenador personal P. de Mallorca I. Baleares 0439 03

Nombre alumno: Teresa Santana Gonzalez Curso: Internacional de entrenador personal II Código indexación: 0439_03 Estatus: Certificado EHFA (European Health and Fitness Association) Registro: Registro en EREPS (Registro Europeo de Profesionales del Fitness) Profesor asignado: Roberto Barrón Director de formación: Ricardo Segura Falcó Calificativo Final: APTO images/rutinas/teresasantana/ejercicio3/curso_entrenador_personal_ id="system-readmore" /> Nombre alumno: Teresa Santana Gonzalez Curso: Internacional de entrenador personal II Código indexación: 0439_03 Estatus: Certificado EHFA (European Health and Fitness Association) Registro: Registro en EREPS (Registro Europeo de Profesionales del Fitness) Profesor asignado: Roberto Barrón Director de formación: Ricardo Segura Falcó Calificativo Final: APTO Más Información sobre el Curso de Entrenador Personal I (Instructor Fitness) Más Información sobre el Curso de Entrenador Personal II (Personal Trainer) Más Cursos de Formación Deportiva en Alto Rendimiento CASO CRISTIAN SORIANO Edad Genero Estatura Peso % Grasa corporal 14 Masculino 177 cm 54.4 Kg 9%   Cristian es un estudiante de escuela deseoso de ganar masa muscular. Tiene una dieta que consiste principalmente en comidas procesadas (comida rápida, cafetería, etc.) y está ansioso de hacerse más fuerte de modo que pueda competir en el equipo de lucha libre. Entrevista inicial y evaluación: Comenzaremos teniendo en cuenta que Cristian es menor de edad. Para la entrevista sería conveniente entregarle un cuestionario tipo PAR-Q para que lo cumplimente y que esté firmado y supervisado por sus padres o tutores. Tras explicarle los servicios que ofrezco como entrenadora personal, así como mis cualificaciones, haré ver que tendrá un entrenamiento sin riesgos y que tendré en cuenta sus objetivos claros (ganar masa muscular y poder competir en un equipo de lucha libre). Le daré una explicación detallada de cómo será su sistema de entrenamiento, el tiempo que durarán, así como el uso de diferentes elementos para entrenar e incluiré unos esquemas a modo de tablas de ejercicios para que sea más práctico. Asumimos que tras explicar cómo será el método de entrenamiento, tanto Cristian como tutores están de acuerdo con ello y que el chico desea comenzar el plan de entreno. Metas generales y específicas. Objetivos Generales Objetivos Específicos Ganar masa muscular Competir lucha libre Mejorías estéticas Ganar fuerza Como objetivo general, desea ganar masa muscular (por ende, también mejorará estéticamente). Cristian tiene un buen porcentaje de grasa corporal, y para competir en su modalidad de lucha libre, cumple con el peso. Sus objetivos específicos son: Competir en lucha libre, donde se encuentra entre las 10 categorías de peso para los escolares (13, 14, 15 años) que son: 29-32 kg; 35 kg; 38 kg; 42 kg; 47 kg; 53 kg; 59 kg; 66 kg; 73 kg; 73-85 kg. Como objetivo intentaremos llevar el peso de Cristian a los 59kg con la consecuente ganancia de masa muscular. Podríamos quedarnos en la categoría de 53kg pero vamos a marcarnos unas metas más altas y motivadoras. Una vez se haya pactado el acuerdo de entrenamiento, y ya desee empezar, se le presentará el contrato y repasaremos el contenido del mismo, incluso con sus tutores si se considera necesario. Si tienen alguna duda o cuestión, podrán preguntarlas ya que se dará tiempo para ello. Suponemos que ya está dispuesto a empezar, con lo cual, se firmará el contrato, dejando claro el consentimiento paterno (o de sus tutores). Cuestionarios de evaluación: A continuación, obtendremos los datos personales del chico: Nombre, dirección, teléfonos, sexo, edad, email, y cómo ha sido referido hacia mí. Luego le entregaremos el PAR-Q para que cumplimente el conjunto de las 7 preguntas que identificarán si debe acudir al médico antes de comenzar con nuestro programa de entrenamiento. Después deberá rellenar un cuestionario de historial médico para conocer sus antecedentes familiares y personales, referidos a la salud. A su vez, tendrá que informarme sobre el estilo de vida que lleva para evaluar si hay factores de riesgo como algún hábito alimenticio malo, cuántas calorías ingiere semanalmente, o sedentarismo por ejemplo. En el caso de Cristian vemos que su estilo de alimentación no es saludable y con el entrenamiento si continúa comiendo de dicha forma tendrá bastantes carencias nutricionales. Haremos hincapié en cambiar la alimentación a una más sana, completa y que le aporte los nutrientes necesarios tanto para su edad como para el deporte que quiere iniciar. Debido a su juventud, podemos deducir que Cristian no tiene experiencia en entrenamientos de fuerza o potencia. Partiremos de esa base. Resultados obtenidos: Después de haber recopilado toda la información con la entrevista, cuestionarios, etc. procedemos a la evaluación de los factores de riesgo. Cristian está entre los individuos “Aparentemente saludables” (no tienen síntomas de enfermedad y aparentemente están saludables con no más de un factor principal de riesgo) según la ACSM. Con lo cual, no necesita una supervisión médica para las pruebas. Tendremos en cuenta la edad que tiene el chico para adecuar los test a su nivel para poder obtener un buen rendimiento. Documentos pre-entreno: Una vez está todo en orden, procederemos a entregarle un formulario de consentimiento al cliente, en el que se le expone todo lo que conlleva el entreno: duración, propósitos, beneficios, etc. Con este informe también se asegura que su participación es voluntaria y confidencial y que a su vez está de acuerdo con todo lo explicado. Después de tener el formulario de consentimiento firmado, procederemos con las pruebas para el programa. Evaluación física: Después de tener recopilados todos los datos, y teniendo en cuenta sus factores (edad, género, especificidad, condición física inicial, etc.) haremos una estimación de su aptitud física para comenzar con el programa. Estimación de aptitud física Por edad, sin experiencia en entreno con pesas. Medir su fuerza muscular, fuerza límite. También medir flexibilidad y fuerza-potencia y resistencia. Tener en cuenta contraindicaciones por edad en lesiones de tendones (Osgood Schlatter) Está delgado; medir su índice de masa corporal (BMI) y tasa metabólica basal para ajustar dieta para sus nuevos propósitos. Plicometría para ir evaluando en los futuros meses su evolución. Fotografías para medir visualmente el progreso. Importante tener en cuenta que en los varones: Entre los 10 y 25 años se completa la osificación de clavícula , omóplato, brazo y antebrazo. Entre los 15 y 21, se osifican los dedos de los pies Entre los 17 y 21, se osifican los huesos medios de los pies. Con lo cual las lesiones en estos aspectos pueden verse más susceptibles. Pruebas para evaluar la aptitud: 1. Valoraremos su fuerza muscular. 2. Realizaremos diversas pruebas de flexibilidad. 3. Tomaremos sus medidas con plicometría y estimaremos su peso graso y magro. Estimaremos su metabolismo basal según fórmula H.Benedict. 3. Fuerza muscular Para calcular la fuerza muscular, emplearemos diferentes test que suelen usarse en Educación Física de secundaria: Pruebas de saltos Salto vertical a pies juntos (detán vertical) Salto horizontal a pies juntos Pruebas de lanzamientos Lanzamiento de balón medicinal Lanzamiento de peso hacia atrás images/rutinas/teresasantana/ejercicio3/curso_entrenador_personal_ class="system-pagebreak" title="Página 2" /> Otras pruebas de fuerza: Abdominales con manos entrelazadas en la nuca Abdominales superiores sobre espaldera Flexión mantenida de brazos en barra fija. Flexión de brazos en suelo. 2. Flexibilidad. Para hacer los test de flexibilidad haremos las más comunes empleadas para chicos de su edad en EF. Prueba de Sit&Reach Prueba de elevación de cadera hacia delante. Prueba de rotación de hombros con bastón. Prueba de torsión de tronco. Prueba de flexibilidad de hombro. 5. Plicometría y metabolismo basal Mediremos a Cristian mediante un plicómetro, tomándole las medidas con la fórmula de 4 sitios: 1. Abdomen: pliegue vertical tomado a 2cm a la derecha del ombligo 2. Suprailíaco: pliegue diagonal tomado a ½” por encima del hueso de la cadera, siguiendo el contorno natural. 3. Tríceps: pliegue vertical tomado a medio camino entre las protuberancias del hombro y del codo, sobre la parte posterior del brazo. 4. Muslo: pliegue vertical tomado a medio camino entre la cadera y la rótula. La ecuación para los hombres es: % de grasa corporal = 0,29288 (suma de los 4 pliegues) – 0,0005 (suma de los 4 pliegues) x 2 + 0,15845 x (edad) – 5,76377 Para calcular el metabolismo basal en adolescentes, la FAO (Organización para la Agricultura y la Alimentación) propone este método para edades comprendidas entre 10 y 18 años: MB Hombres = 16,6 x peso en kilogramos + 77 x altura en metros + 572 MB = 2.306kcal/día Para conocer el peso graso y el peso magro podemos estimarlo con estas fórmulas: Peso graso = peso total x (% grasa/100) Peso graso de Cristian = 4,8 kg Una vez obtenido este valor, ya podemos saber el peso magro: Peso magro = Peso total – Peso graso Peso magro de Cristian =  49,6 kg images/rutinas/teresasantana/ejercicio3/curso_entrenador_personal_ class="system-pagebreak" title="Página 3" /> Diseño del programa: Tendremos en cuenta que Cristian se encuentra en el 3er periodo para el desarrollo de la fuerza, donde las exigencias y dificultades podrían ir aumentando según el nivel del niño. Primer período 0 a 1 año 2 a 7 / 8 años -Estimulación de reflejos -Desarrollo psicomotriz -Estabilización del esquema corporal. -Adaptación musculotendinosa. Segundo período Fase prepuberal (8 a 11 años) -Inicio del entrenamiento de la fuerza explosiva. -Preparación para desarrollar fuerza resistencia y máxima. Tercer período Fase puberal y adolescencia -Presencia hormonal -Acción anabólica proteica hipertrofia. -Etapa de mayor entrenabilidad de la fuerza. Aprovecharemos estas buenas condiciones para ir encaminando el entrenamiento en base a su objetivo principal: lucha libre. Muchos estudios recientes han reportado que el entrenamiento con sobrecarga puede ser efectivo para producir ganancias de fuerza en prepúberes. La Asociación Americana de Medicina del Deporte, la Asociación Americana de Pediatría, la Asociación Americana para el Acondicionamiento Físico y la Fuerza, y el Comité Olímpico Americano han preconizado los beneficios del entrenamiento de fuerza en jóvenes, debido a los resultados positivos encontrados en estudios recientes que muestran cómo siguiendo ciertas pautas de entrenamiento racional, los niños y adolescentes pueden aumentar su fuerza muscular sin riesgo para la salud.  Objetivos del entrenamiento de la fuerza en niños: Asegurar y permitir un crecimiento y desarrollo armónico. Favorecer un desarrollo óptimo para lograr máximos rendimientos posteriores acordes a la edad y el sexo. Adaptación del sistema músculo tendinoso al crecimiento longitudinal óseo y al nuevo esquema corporal. Tienen prioridad: La musculatura de sostén Tronco- Cadera - Cintura escapular Musculatura "funcional" Extremidades Características anaeróbicas: Tendremos en cuenta que en adolescentes es un poco mayor que en niños; el rendimiento anaeróbico va en aumento con la edad. Mecanismo estructural de la fuerza: Esta ligado a la hipertrofia. Se puede  considerar la base de todo, es el primero que hay que entrenar: 13 años en  adelante para niñas y 14 años en niños. En los jóvenes no aumenta mucho la hipertrofia por influencias hormonales así que las cargas deberán ser entre el 50% y 80% del máximo. En cada etapa evolutiva será conveniente realizar un tipo de ejercicio para desarrollar la musculatura, y en definitiva la fuerza, acorde con el grado de maduración y crecimiento de la persona. Cuándo comenzar con el entrenamiento de fuerza es una cuestión que ha preocupado a muchos autores. Para dar respuesta a esto es necesario hablar de fases sensibles, que son los periodos de la vida en los que el organismo se observa una especial sensibilidad, así como una rápida y abundante reacción ante ciertos estímulos de entrenamiento (Martín 1997). Hasta los 13 años, la fuerza no tiene un gran desarrollo, ni hay grandes diferencias entre chicos y chicas. El aumento de fuerza en esta fase se debe a la coordinación intramuscular y al crecimiento fisiológico (aumento del tamaño corporal). Por otra parte la fuerza máxima no sería un estímulo adecuado en la fase prepuberal ya que los aumentos que se pueden observar en la fuerza serían debidos al desarrollo de procesos nervioso de la fuerza. Entre los 14 y 16 años: se observa un fuerte aumento de la fuerza debido a: - Aumento de la masa muscular - Aumento de la velocidad de contracción de las fibras musculares - Mejora de la coordinación intramuscular. - Posibilidad de mover un mayor numero de motoneuronas en el músculo. En esta fase es cuando empieza  a observarse grandes diferencias a favor del chico. Junto a factores de tipo cultural que llevan al varón a un trabajo más dirigido  a  la fuerza. También hay que tener en cuenta otros factores como son las  diferencias de naturaleza estructural y bioquímica, originadas por los cambios hormonales. Como datos  de estas diferencias podemos ver: - Los hombres tienen un 33% más de fuerza en el tren superior y un 7% en el tren inferior. - Otra diferencia es que el periodo de mayor aumento de fuerza precede a las mujeres (11-13 años) y los hombres (14-17) Es conveniente emplear pequeñas cargas como: - transportes - arrastres - tracciones etc. Conviene seguir  el entrenamiento interválico y la elevación de las cargas debe darse igualmente en base a un incremento del volumen y no de intensidad porque el organismo no está preparado para soportar grandes intensidades. En resumen podemos decir que el desarrollo de la fuerza debe centrarse en: - Desarrollo corporal integral, con especial interés a la musculatura del tren superior.   - Usar ejercicios globales y dinámicos. - Desarrollo prioritario de la fuerza-resistencia evitando la HIP muscular exagerada. Hay que tener en cuenta que para desarrollar una correcta metodología del aprendizaje de cómo se deben realizar los ejercicios de fuerza, haremos un conjunto de recomendaciones metodológicas de extrema importancia en la organización de las tareas de la enseñanza y aprendizaje de Cristian: - El chico sólo aprende de aquello que hace. De esta constatación nace la necesidad de que el Cristian reciba en primer lugar una explicación detallada de cómo se debe realizar el ejercicio. - Debe mantener una permanente atención sobre cómo desarrollar y realizar el ejercicio para evitar cometer errores que le puedan provocar algún daño o lesión. - No debe existir ninguna prisa en la progresión de la carga en los ejercicio que presuponen el uso de sobrecargas adicionales. En primer lugar se domina la técnica y después se progresa con la carga. - Cuanto mejor técnica se posee, mayores posibilidades hay de aumentar la carga con riesgos muy bajos o mínimos de lesiones. Estructura del entrenamiento. Estamos en una fase favorable para iniciar el desarrollo de la fuerza explosiva, a través de los multisaltos, de los lanzamientos de objetos con valores de carga superiores a los de la etapa anterior a los 11-14 años. Es igualmente un momento para entrenar la fuerza de resistencia, recurriendo a cargas de baja intensidad con un elevado número de repeticiones. Estos objetivos pueden ser alcanzados a través del entrenamiento en circuito. La estructuración del entrenamiento de la fuerza surge integrada en la preparación integral del joven siendo su distribución en el tiempo hecha siguiendo esta secuencia: - En una primera fase la fuerza es desarrollada recurriendo a los ejercicios generales, es decir, desarrollando la fuerza para todos los grupos musculares -En una segunda dase el entrenamiento es dirigido para el desarrollo de la fuerza en resistencia general. - En una tercera las cargas de entrenamiento tienen como objetivo el desarrollo de la fuerza de resistencia y de la fuerza explosiva dirigidas para la modalidad así como a la introducción de cargas con vistas a la estimulación de la fuerza general. Como referencia didáctica podemos decir que: - La preparación física general ocupará el 40% del total de carga. - La fuerza general, a través de los ejercicios de fuerza, ocupará un 20% - La resistencia de la fuerza general, un 20% - La resistencia de la fuerza orientada a la modalidad, un 1% images/rutinas/teresasantana/ejercicio3/curso_entrenador_personal_ class="system-pagebreak" title="Página 4" /> Entrenamiento detallado para las 12 semanas. Para ello organizaremos los circuitos de tal forma: Ciclos de entrenamiento 1º Ciclo: 4 semanas con 12 sesiones de entrenamiento de fuerza Semanas de entrenamiento 1º 2º 3º 4º Nº sesiones de entrenamiento de la fuerza 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 Diseño del circuito en función del atleta CIRCUITO A                         CIRCUITO B                         T Objetivos de entrenamiento del circuito Resistencia-Fuerza del tronco Relación carga/recuperación Circuito A 15/30 2min entre cada vuelta al circuito Circuito B 15/30 2min. Entre cada vuelta al circuito Circ. T 30/30 Número de vueltas al circuito 1 1 2 2 2 2 2 2 2 2 2 1   Ciclos de entrenamiento 2º Ciclo: 4 semanas con 12 sesiones de entrenamiento de fuerza Semanas de entrenamiento 5º 6º 7º 8º Nº sesiones de entrenamiento de la fuerza 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 Diseño del circuito en función del atleta CIRCUITO A                         CIRCUITO B                         Objetivos de entrenamiento del circuito Resistencia-Fuerza del tronco/brazos y piernas Relación carga/recuperación Circuito A 15/30 3min entre cada vuelta al circuito Circuito B 15/30 2min. Entre cada vuelta al circuito Número de vueltas al circuito 2 3 3 3 3 3 3 3 3 3 3 3   Ciclos de entrenamiento 3º Ciclo: 4 semanas con 12 sesiones de entrenamiento de fuerza Semanas de entrenamiento 9º 10º 11º 12º Nº sesiones de entrenamiento de la fuerza 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 Diseño del circuito en función del atleta   CIRCUITO A                         CIRCUITO B T                       Objetivos de entrenamiento del circuito Resistencia-Fuerza del tronco/brazos y piernas Relación carga/recuperación Circ. T 30/30 Circuito A 20/30 2min entre cada vuelta al circuito Circuito B 15/30 2min. Entre cada vuelta al circuito Número de vueltas al circuito 1 3 3 3 3 3 3 4 4 4 4 4 La aplicación del circuito A tendrá el objetivo del desarrollo de la fuerza general. En el circuito B, veremos una aplicación más específica en los ejercicios, como por ejemplo para obtener una mayor fuerza-resistencia, o fuerza-velocidad, etc. Podemos observar que la relación entre carga y recuperación será de 15, 20 ó 30 segundos de ejercicio para 30 segundos de recuperación. El número total de vueltas al circuito serán definidas según la intensidad de la actividad, y serán intercaladas, con un período de recuperación activa de X minutos (minutos estipulados en las tablas anteriores) En la sesión denominada T, emplearemos un circuito para evaluar los aumentos de fuerza. La progresión de la carga viene definida por la diversificación de las coreografías tiempo de carga y tiempo de recuperación, a lo que se suma el número de vueltas al circuito. Para una mayor eficacia en el control de los aumentos de la fuerza, se puede organizar el entrenamiento de manera que el joven registre el número de repeticiones que ejecuta en cada fracción temporal. El control (T) se puede conseguir siguiendo este ejemplo: - El chico realiza 8 repeticiones en 15 segundos de un determinado ejercicio. - Pasadas las 10 sesiones consigue en el mismo ejercicio y en el mismo tiempo, aumentar el número de repeticiones a 12. En la práctica significa una mejora en la fuerza que permite aumentar 4 repeticiones para un ejercicio con las mismas características y para un mismo tiempo. Trabajaremos según estos varemos para entrenar los distintos tipos de fuerza. Aplicaremos diferentes sistemas de entrenamiento, según las cargas, la velocidad de ejecución de los ejercicios y la recuperación (ver tabla siguiente). Tipos de fuerza Repeticiones Cargas Velocidad Recuperación Fuerza máxima Pocas Del 85 al 100% Lenta Larga Fuerza- velocidad Medias Del 70 al 85% Alta Media Fuerza- resistencia Muchas Menos del 50% Media Corta En cuanto a los descansos que realizará Cristian, vemos en las tablas de los ciclos de entrenamiento, que los circuitos se realizarán 3 veces en semana, denominadas “Sesiones” en las que encontramos 4 semanas con 12 sesiones de entrenamiento de fuerza por tabla. Ciclos de entrenamiento 1º Ciclo: 4 semanas con 12 sesiones de entrenamiento de fuerza Semanas de entrenamiento 1º 2º 3º 4º Nº sesiones de entrenamiento de la fuerza 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 Para entrar más en detalle sobre cada circuito, veremos de forma más estructurada en qué consiste cada uno de ellos. CIRCUITO A: Fuerza en general. Lunes, Miércoles y Viernes: (circuito de fuerza) En este circuito de fuerza, se utilizará el mayor numero de músculos posible. La ejecución no debe ser rápida, y la frecuencia cardiaca debe mantenerse entre 150?160 pulsaciones por minuto. Hay 8 ejercicios, de 15 segundos cada uno, entre ejercicios se dejarán 30 segundos de descanso, se harán las series estipuladas en las tablas anteriores y entre series se harán entre 2 ó 3 minutos de descanso (según tablas). Parte Principal: Se realizada un calentamiento preciso para este circuito, empezaremos por los tobillos, luego rodilla, cintura, cuello, giros de brazos, correremos un poco, luego estiramiento, piernas y brazos. (Ver “Calentamiento” más adelante). Después de este calentamiento, se efectuarán los siguientes ejercicios: images/rutinas/teresasantana/ejercicio3/curso_entrenador_personal_ class="system-pagebreak" title="Página 5" /> Ejercicio 1: Abdominales: intentar no llegar al suelo. Ejercicio 2: Flexiones: con el cuerpo erguido. Ejercicio 3: Lanzamiento de balón medicinal. Ejercicio 4: salto de banco sueco. Ejercicio 5: Cuclillas, pasear de cuclillas. Ejercicio 6: La carretilla, un mi ayuda, agarrar las piernas y avanzar con las manos. Ejercicio 7: bici de piernas. Ejercicio 8: Saltar a la comba. Para finalizar: Estiramientos. (Ver tabla “Estiramientos” más adelante) CIRCUITO B: Circuito “especialización” fuerza-resistencia. 1. Flexiones de brazos. 2. Lanzamiento balón medicinal frontal. 3. Abdominales. 4. Flexiones de tríceps. 5. Dominadas. (Pueden ser asistidas o no, dependiendo del nivel de Cristian). 6. Lanzamientos balón medicinal de dorsal. 7. Hacer el pino (si es necesario, se le asistirá en el ejercicio) 8. Saltar la comba. images/rutinas/teresasantana/ejercicio3/curso_entrenador_personal_ class="system-pagebreak" title="Página 6" /> CIRCUITO T: Circuito Test. Aquí como anteriormente comentábamos, evaluaremos las mejoras que va realizando Cristian en todo el programa de entrenamiento. Bastará con repetir la serie de ejercicios que se encuentren en el circuito A y efectuar comparativas según resultados obtenidos. Veremos si ha supercompensado correctamente, y nos será bastante útil para conseguir unos datos efectivos. En las siguientes tablas de Ciclos de entrenamiento, iremos aumentando la dificultad de los ejercicios, incrementado la intensidad en un porcentaje mayor (de 0 al 50% en la última tabla), más que la primera vez. Y como siempre, realizaremos el calentamiento antes del circuito y estiramientos después. Calentamiento 1º Tobillos: Rotación de ambos tobillos. 2º rodillas: Rotación de rodillas. 3º Cintura: Rotación de cintura. 4º Cuello: De lado a lado. De arriba a bajo. 5º Brazos: Rotación de brazos: 6º Correr (a modo de trote) 7º Mientras corres talones atrás. 8º Mientras corres rodillas arriba. 9º estiramiento El calentamiento en total debe durar aproximadamente unos 10 minutos. Estiramientos:   Nutrición: Para facilitar el crecimiento y desarrollo, los requerimientos diarios de proteína por unidad de peso son mayores para los niños que para los adultos. Sin embargo, no esta claro si los niños atletas necesitan más proteína que los niños inactivos para un crecimiento y desarrollo normales y para un rendimiento óptimo y es bien claro que la nutrición de los más jóvenes debe cubrir las necesidades del crecimiento y desarrollo. Desde un punto de vista práctico, no está claro cuándo y hasta qué punto las diferencias relacionadas con la edad deben ser consideradas cuando se planifica la dieta de un niño atleta. Existe poca información en general, con relación al consumo de proteína de los jóvenes deportistas. Debe tomarse en cuenta, que la ingesta de proteína suficiente para alcanzar la recomendación norteamericana (RDA) podría no garantizar un adecuado estado nutricional. Por ejemplo, un estudio con luchadores adolescentes mostró que su nivel de proteína llegaba a ser cada vez menor a medida que avanzaba la temporada, a pesar de que reportaban un consumo que parecía ser suficiente (Horswill et al., 1990). Así mismo, tampoco hay documentación con relación a la cantidad de energía que los niños atletas gastan mientras realizan rutinas específicas de sus deportes. Tal falta de información no permite ofrecer indicaciones de las demandas diarias de energía en un deporte en particular. Sin embargo, existen razones para asegurar que los requerimientos de energía de los jóvenes atletas son diferentes a los de los adultos. Es probable que el costo de energía disminuya a medida que aumenta la eficiencia de la ejecución de una rutina específica de ejercicio. Sin embargo, los datos experimentales ofrecen resultados poco consistentes con relación a tales efectos en los atletas jóvenes. Algunos datos no publicados (Riddell) también sugieren que durante la adolescencia, los niños más jóvenes queman relativamente más grasa y menos carbohidratos durante el ejercicio prolongado que los niños mayores. Así mismo, durante actividades cortas e intensas los niños parecen depender más del metabolismo aeróbico (en el cual la grasa es la principal fuente de energía) que del metabolismo anaeróbico (en el que el glucógeno muscular es la fuente de energía predominante) (Hebestreit et al., 1996) Así pues, teniendo en cuenta la escasez de información al respecto, podemos optar porque Cristian siga una dieta en la que se aumente la ingesta de alimentos ricos en vitamina C en cada comida. Que coma pan, pasta y cereales enriquecidos con hierro, y carnes rojas magras y las piezas más oscuras de la carne de pollo. Eliminar las comidas procesadas como hasta ahora ha venido haciendo. Evitando  comidas rápidas, etc. Incrementar la ingesta de frutas frescas y verduras, así como frutos secos. Beber líquido abundante, ya sea zumos, infusiones, agua, etc. BIBLIOGRAFÍA: Falk, Bareket. Tenenbaum, G. La Efectividad del Entrenamiento de la Fuerza en los Niños. Dr. Marcos Becerro J.F. – "El niño y el deporte" Dr. y Prof. E.F. Jorge Cerani (Arg.) Guia de estudios ISSA Domínguez La Rosa, P. y Espeso Gayte, E. (2003). Bases fisiológicas del entrenamiento de la fuerza  con niños y adolescentes. Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte vol. 3 (9) pp. 61-68 Astrand, R. (1985)“Bases fisiológicas del ejercicio físico”. Ed: panamericana. 2ª edición. Carrasco Paéz,L y Torres Luque ,G. (2000). “El entrenamiento de la fuerza en niños”. Rev: Apunts: educación física y deportes.(Vol 61-pp 64 a 71.) Fox, E.L. (1988)”Fisiología del deporte”.Ed: Panamericana. Buenos Aires. Guyton (1989) “Tratado de fisiología médica”. 7ª edición. Ed: Mc Graw- Hill Hegedus, J. “Estudio de las capacidades físicas básicas: la fuerza”.http://www.efdeportes.com.(2000) McArdle, W.D. (1990) ”Fisiología del ejercicio: energía, nutrición y rendimiento”. Ed: alianza deporte. La fuerza. “Entrenamiento para jóvenes”. Vasconselos Raposo. Pieron, M. (1988) “didáctica de las actividades físicas y deprtivas”. Ed: Gymnos. Madrid Domínguez La Rosa, P. y Espeso  Gayte, E Nutrition for child and adolescent. Sports Science Exchange #77, Volume 13:(2), 2000 Oded Bar-Or, MD. Children's Exercise & Nutrition Centre. Más Información sobre el Curso de Entrenador Personal I (Instructor Fitness) Más Información sobre el Curso de Entrenador Personal II (Personal Trainer) Más Cursos de Formación Deportiva en Alto Rendimiento

Leer artículo completo →
Tui Na: El gran libro del masaje terapéutico Chino

El autor, gran conocedor de las técnicas de masaje orientales, explica los principios de la medicina tradicional china, desde su visión del organismo como un microcosmos que refleja la naturaleza que nos rodea..........

Leer artículo completo →

Todo son ventajas


  • Totalmente online
  • Certificación homologada
  • A tu ritmo, cuando tú quieras!
  • Cursos de calidad garantizada
  • profesores especializados
  • y muchas ventajas más...