Alto Rendimiento, centro internacional de formación deportiva

Cursos de formación online y a distancia desde Bilbao


Curso de Preparación Física de Tenis

Curso de Preparación Física de Tenis con certificación homologada desde Bilbao


Curso de Preparación Física de Tenis

Objetivos del curso

  • Orientar y guiar a los alumnos en el conocimiento teórico-práctico del padel.
  • Capacitar al alumno para ser más efectivo en la mejora del rendimiento del padel.
  • Distinguir y aplicar los diferentes métodos de entrenamiento de las distintas capacidades físicas (resistencia, fuerza, flexibilidad y velocidad) de forma apropiada.
  • Interpretar los fundamentos teóricos en los que se basan las distintas unidades básicas de planificación aplicadas en el padel (sesión, microciclo, mesociclo, macrociclo).
  • Emplear el conocimiento de la evolución de las capacidades físicas mediante la maduración biológica y el entrenamiento para planificar la carrera deportiva del jugador de padel.
  • Que el alumno sepa diferenciar los distintos tipos de fatiga y tener un conocimiento preciso de las causas y factores desencadenantes de la misma, así como saber algunos medios y métodos para recuperación del jugador de padel.

Al finalizar el curso el alumno será capaz de:

  • Conocer en profundidad la teoría que sustenta al entrenamiento deportivo, especialmente en la preparación física del padel.
  • Utilizar correctamente la metodología específica para el entrenamiento del ugador de padel profesional.
  • Articular de manera precisa la teoría y la práctica.
  • Conocer los aspectos morfológicos y funcionales del organismo del ugador de padel.
  • Dominar los aspectos básicos sobre nutrición, hidratación, masaje deportivo, técnicas de recuperación, que el jugador de padel profesional necesita.
  • Conocer los principales protocolos de evaluación mayormente utilizados en el campo del padel.
  • Identificar el rol del psicólogo deportivo, analizar las conductas de los entrenadores y de los deportistas y utilizar efectivos programas de intervención que nos permitan detectar y resolver distintas problemáticas.
  • Capacitar al alumno para definir, caracterizar y analizar desde los distintos aspectos al padel.
  • Conocer los secretos de la preparación física específica del jugador de padel, dosificando correctamente las cargas y aplicando la periodización que la competencia requiera, utilizando eficazmente la más actualizada metodología.
  • Conocer el papel específico del preparador físico padel en las diferentes situaciones y categorías que se puedan presentar.

Escuela de entrenamiento Alto Rendimiento

La excelencia profesional, el trabajo y el éxito vienen avalados por una formación de alta calidad. Alto Rendimiento se caracteriza por ser una escuela de alta exigencia donde los alumnos de Bilbao desarrollan sus conocimientos, destrezas y competencias para formarse en Curso de Preparación Física de Tenis. Pocos centros que imparten sus títulos de entrenador o preparador físico de forma presencial, evalúan o se centran en las competencias que el alumno desarrolla. Las competencias quieren decir: "demostrar lo que uno es capaz de hacer" durante y al final del curso.

Más de 3000 profesionales avalan nuestra formación


  • Duración: 50 horas
  • Plazo: 3 meses
  • Materiales: Material online
  • Metodología: Online
  • Certificado: Ereps, Alto Rendimiento "Especialista en la preparación física del tenis"
¡No esperes más, infórmate y asegura tu futuro!
Más información

Algunos artículos que te pueden interesar
Entrenamiento de la fuerza progresiva "Triple"

Artículo del mes entrenamiento de la fuerza     Proceso de sobrecarga progresiva "Triple" Agradecimientos al Staff de la NSPA (National Strength Professionals Association)   Tanto el cliente como el entrenador necesitan comprender completamente los fundamentos del proceso de sobrecarga y del proceso de sobrecarga “progresiva triple”, con el objetivo de alcanzar los máximos resultados del sistema HIT (ver más abajo). Proceso de sobrecarga progresiva: en este proceso se produce la ruptura de la fibra muscular (micro trauma) como consecuencia del incremento del estrés (estimulo de sobrecarga) que es mayor que en los entrenamientos previos. Después de haber sobrecargado al músculo, debe haber un período de descanso adecuado para que el músculo se repare completamente. Si el descanso y la nutrición son los óptimos, el tejido muscular se adaptará (adaptación) aumentando la fuerza y el volumen (hipertrofia). Variación de la sobrecarga: 1) Sobrecarga insuficiente: si el sujeto no estimula el músculo con una sobrecarga igual o mayor a la que utilizó en el entrenamiento previo, el músculo no aumentará la fuerza. El músculo solo responde al nivel al que se estimula. De hecho, el músculo regresará al nivel de estrés con el que se entrena. 2) Sobrecarga sostenida: si el cliente estimula al músculo al mismo nivel de estímulo o sobrecarga que en el entrenamiento previo, el tejido muscular mantendrá el mismo nivel de fuerza. 3) Sobrecarga incremental: si el cliente estimula al tejido muscular con un estímulo mayor que el entrenamiento anterior, el tejido muscular progresará y aumentará el nivel de fuerza. 4) Sobrecarga excesiva: demasiado estímulo resulta en una ruptura excesiva del tejido muscular y produce sobreentrenamiento HIT – Sobrecarga triple progresiva En la técnica de sobrecarga “progresiva doble”, se produce un aumento del peso y/o del número de repeticiones respecto al utilizado en el entrenamiento previo. El sistema HIT utiliza la técnica de sobrecarga “progresiva doble” y además le agrega un nuevo componente, el tiempo de tensión. Este tercer componente crea el proceso de sobrecarga “progresiva triple”. Para obtener aumentos precisos de la fuerza, es esencial realizar repeticiones justas y eliminar las series que no son productivas. Técnica de sobrecarga progresiva triple: 1. Aumento del tiempo de tensión 2. Incremento de las repeticiones 3. Incremento del Peso (sobrecarga) ¡Sin trampas! La técnica de sobrecarga “progresiva triple” refuerza el significado de repeticiones controladas para determinar de manera precisa los incrementos de la fuerza. Para que el sistema HIT tenga éxito, el cliente y el entrenador deben comprender como se pone en práctica el proceso de sobrecarga “progresiva triple”. A continuación se describen detalladamente las tres variables involucradas. 1) Aumento del tiempo de tensión. El tiempo de tensión se refiere a la cantidad de tiempo que el músculo (o músculos) se encuentran bajo condiciones de estrés (sobrecarga) durante una serie. Cada músculo no se debería relajar en ningún momento durante toda la serie. Se recomienda que el tiempo de tensión por repetición sea de 6 a 8 segundos. Por lo tanto, si en una serie se realizan entre 10 y 12 repeticiones, el tiempo de tensión será entre 60 segundos (10 repeticiones x 6 segundos) y 96 segundos (12 repeticiones x 8 segundos). Por ejemplo, si una persona realiza 10 repeticiones perfectas al fallo muscular momentáneo o MMF (del inglés, momentary muscle failure), en el banco de cuádriceps, con 45kg, el tiempo total de tensión será de 60 segundos. El promedio de velocidad de las repeticiones se calcula a través de la división de 10 repeticiones por 60 segundos, lo que resulta en 6 segundos por repetición. La recomendación para la próxima sesión de entrenamiento debería ser mantener el peso (45kg), y aumentar las repeticiones a 11 ó 12 y aumentar el tiempo de tensión a 66-72 segundos. Según las pautas del sistema HIT, es aceptable una velocidad mínima de 6 segundos por repetición. Veamos el ejemplo de una persona que realiza más repeticiones pero disminuye el trabajo. Durante la sesión de entrenamiento del lunes, este sujeto utiliza 45kg en la camilla de cuádriceps y realiza 10 repeticiones en 70 segundos. La velocidad promedio fue de 7 segundos por cada repetición. En la siguiente sesión de entrenamiento, dos días después, esta persona utiliza nuevamente 45kg y ejecuta el mismo ejercicio, allí realiza 12 repeticiones en 60 segundos. La velocidad promedio es de 5 segundos por repetición. Esto está por debajo de la velocidad mínima aceptada por las pautas del sistema HIT, el tiempo de tensión fue 10 segundos menor que el efectuado en la sesión del lunes. Este sujeto está convencido de que incrementó la fuerza, debido a que realizó dos repeticiones más que en el entrenamiento previo. Sin embargo, debido a que el tiempo de tensión fue 10 segundos menor, y el peso movilizado se mantuvo, esta persona no aumentó la intensidad de la sobrecarga. La diferencia fue que este sujeto utilizó un momentum mayor y realizó menor trabajo (menor tensión) en cada repetición de la serie. Como consecuencia, realizó menos trabajo. Lo más importante es que el sistema HIT requiere pautas específicas y debe ser comprendido y ejecutado para lograr incrementos máximos de fuerza y, para tener responsabilidad directa en los incrementos de fuerza en cada serie es fundamental tener registros precisos. Siguiendo con el ejemplo anterior, ésta sería la manera correcta de incrementar la carga: el sujeto debería mantener el peso de 45kg en el próximo entrenamiento y debería tratar de aumentar el tiempo de tensión de 70 segundos hasta fallar. Esto reflejaría incrementos responsables de la fuerza, y asegurará que el cliente no haga trampa aplicando más momentum a la serie. Muchas de las personas que no utilizan el sistema HIT, no son conscientes de la velocidad con la que ejecutan las repeticiones; realizan en promedio entre 1,5 a 2,5 segundos por cada repetición. Ejecutar las repeticiones a esa velocidad, minimizará el reclutamiento muscular y limitará la habilidad del sujeto para maximizar los incrementos de la fuerza a través del rango completo de movimiento. Sabemos que no es muy práctico utilizar un cronómetro para medir el tiempo en cada serie. Sin embargo, recomendamos que tanto el entrenador como el cliente utilicen un reloj de pulsera para tener una idea del tiempo que tarda en realizar cada serie. Si se quiere ser exitoso con el programa de entrenamiento, el sujeto necesita experimentar con el tiempo de tensión, debido al proceso de aprendizaje que se debe experimentar. 2) Incremento de las repeticiones. Establezca un rango de repeticiones y trate de alcanzar la parte más alta del rango durante las series (esto hace referencia a la Tabla A , ver abajo). Además debe existir un rango de tiempo de tensión que se corresponda con el rango de repeticiones. Por ejemplo, si un sujeto establece el rango de repeticiones entre 10 y 12, esto corresponde a un rango de tiempo de tensión entre 60 segundos (10 repeticiones x 6 segundos) y 96 segundos (12 repeticiones x 8 segundos). Si esta persona realiza 10 repeticiones en 65 segundos, el promedio de tiempo de tensión por cada repetición sería de 6,5 segundos. En el siguiente entrenamiento, este sujeto debería intentar ejecutar entre 11 y 12 repeticiones con un promedio de tiempo de tensión por repetición 6,5 segundos o más (72 segundos). Consideremos que se debería motivar a los sujetos para que aumenten las repeticiones en los entrenamientos. Sin embargo, el sujeto debería conocer la variable “tiempo de tensión” a medida que incrementa las repeticiones, debido a que eventualmente, se puede alcanzar una meseta en el incremento de la fuerza y el tiempo de tensión se convertirá en la variable más importante. Tabla 1. Tiempos de tensión según rangos de repetición (ejemplar Nº 52 de la Revista Alto Rendimiento) 3) Incremento del Peso. Una vez que el sujeto haya alcanzado el número más alto dentro del rango de repeticiones y el mayor tiempo de tensión, es momento de aumentar el peso. Antes de incrementar el peso, tenga en cuenta las siguientes variables: 1. La cantidad de semanas en las que el cliente ha realizado el programa HIT 2. Tamaño corporal 3. Registros previos de la fuerza 4. Grupo(s) musculares que son objetivo del entrenamiento 5. Tipo de ejercicio, por ejemplo mono vs. bi-articulares 6. La cantidad de peso que se está aplicando El incremento promedio debería ser entre 5-10%. Generalmente, se recomienda un incremento del 5% para los movimientos bi-articulares y un 10% para los movimientos mono-articulares. Asegúrese de que el incremento no afecte la ejecución técnica y que el sujeto siga teniendo una ejecución perfecta a lo largo de todos los rangos tanto de repeticiones como de tiempo de tensión. El proceso de sobrecarga “progresiva triple”, es la mejor manera para determinar con precisión si existe evidencia de incrementos en la fuerza. Una vez más es conveniente repetir que medir el tiempo de las series no es fácil, pero ayudará a educar a los clientes y a los entrenadores sobre cómo realizar repeticiones perfectas dentro de los parámetros de tiempo de tensión.

Leer artículo completo →
Articulo del mes: Propiocepción: equilibrio entre la Potencia y la Velocidad en el Sprint

 Agradecimientos a Juan González, PhD, CSCS y Danielle Gaitan Juan González es Profesor Adjunto en el Departamento de Ciencias del Ejercicio en la Universidad Schreiner en Kerrville, Texas. Danielle Gaitan es Especialista Sénior en Ciencias del Ejercicio en el Laboratorio de Fisiología del Ejercicio Gordon G. Tucker en la Universidad de Schreiner en Kerrville, Texas. Desarrollar Velocidad para el Sprint Dos de los componentes para la velocidad son frecuencia de vértigo y el reclutamiento de las fibras musculares. Los programas de entrenamiento contemporáneos trabajan para aumentar la frecuencia a través de ejercicios con el pie y la pierna o a través de carreras repetitivas entre distancias determinadas (1). La recuperación de las fibras musculares tiene lugar generalmente en la sala de pesas con levantamientos explosivos (ver ejemplares 53, 54 y 55 de la Revista Alto Rendimiento). No obstante, los levantamientos explosivos requieren un entrenamiento y supervisión adecuados para evitar cualquier lesión y la ejecución adecuada tras haber generado la suficiente fuerza base. Las mejoras inmediatas en velocidad generalmente vienen de las adaptaciones neuromusculares, que a su vez se logran con la frecuencia de movimientos muy rápidos y el reclutamiento muscular. Un método más seguro de reclutar (activar) las fibras musculares para el desarrollo de la velocidad incluye la adición de más trabajo de equilibrio en el programa de acondicionamiento. Si observas la mayoría de patrones de movimiento del tren inferior, en un punto determinado del movimiento, el cuerpo debe sostenerse por sí solo con una pierna. Sin embargo, no solemos pedir a los atletas acondicionarse a esta forma. Generalmente nos ponemos en una máquina de pesas y usamos las dos extremidades a la vez. Por tanto, rara vez se trabaja el músculo más débil. Cada vez que el músculo más débil pisa el terreno por sí mismo, éste te hace disminuir la velocidad ya que, por una fracción dividida de un segundo, debe regularse apropiadamente durante la zancada para compensar el desajuste. El trabajo de equilibrio toma ventaja de la propiocepción: la capacidad del músculo para responder a las posiciones y situaciones anormales. La propiocepción brinda un sentido de movimiento y posición de las articulaciones. Hacer el trabajo de equilibrio conjuntamente con los movimientos explosivos de potencia en tu entrenamiento de sprint,  brinda una oportunidad de recuperar y entrenar las fibras musculares adicionales. Si se hace correctamente, el resultado final mejorará la velocidad. El siguiente programa ilustrará cómo incorporar la mezcla correcta de equilibrio y potencia en el programa de sprint. Nota: Las cargas, series, repeticiones y tiempo de reposo indicados son sólo indicativos y para deportistas que llevan más de un año trabajando la velocidad y los cuales han adquirido un nivel de fuerza base considerable. Tómese estas cantidades sólo como orientación a responsabilidad del entrenador / deportista. Backbridge con una Sola Pierna (Imagen 1) Echarse con el balón en la espalda y con una pierna en contacto firme con el suelo. Asegúrate de que la pierna que está en el suelo esté en un ángulo mayor a 90 grados y tu pie derecho puesto hacia adelante. Mantén la otra pierna en el aire por tres a cuatro series de 30 a 45 segundos dependiendo del nivel de desequilibrio de las piernas. Un compañero puede añadir un mayor reto creando inestabilidad con pequeños desplazamientos del balón. Equilibrio en Tabla de equilibrio (Imagen 2) Mantén el equilibrio en cada pierna sobre el tablero oscilante. Repite de tres a cuatro series de 30 a 45 segundos en cada pierna. Al final trata de llegar a 60 segundos en cada pierna. Equilibrio en el Tablero Oscilante con un Balón con Peso (Imagen 3) Si dominas el trabajo sobre la tabla de equilibrio, el siguiente nivel de progresión puedes ser  agarrarse de un balón suave o balón medicinal. Repite de tres a cuatro series y de 30 a 45 segundos en cada pierna. Para un mayor reto, un asistente puede realizarte pases muy cortos desde diferentes ángulos (utilizar siempre poca carga para este ejercicio) Cajón Búlgaro (Imagen 4) Con una barra sobre la espalada (15Kg. aprox.), coloca el pie derecho en un cajón. Asegúrate de que el esfuerzo sea sobre la pierna colocada sobre el cajón. Súbete al cajón con la pierna posterior. Haz de tres a cuatro series de seis repeticiones en cada pierna. Levantamiento de Balón Suave (Imagen 5) Con un balón suave de 1,5 a 2 Kg., para principiantes en este ejercicio, para así permitir progresiones seguras hacia un balón suave de mayor peso (no utilizar balón medicinal, son demasiado duros). Coloca el balón entre los pies. Aprieta el balón con los pies y bájalo durante la fase de preparación. Luego, súbelo mientras lo levantas hacia arriba en el aire. Repite de tres a cuatro series de seis a diez repeticiones. Salto Sentadilla a una Pierna (Imagen 6) Coloca una pierna en frente de la otra en posición de separación. Ve hacia abajo con las piernas y los brazos y expándete mientras mantienes la posición de sentadilla a una pierna. El aterrizaje debería realizar en la misma posición como en la fase de bajada. Haz de tres a cuatro series de seis saltos en cada pierna. {product_snapshot:id=72,showname=y,showimage=y,showprice=y,showdesc=y,showaddtocart=y,displayeach=v,displaylist=h,border=0} Saltos L (Imagen 7) Coloca una pierna en una mesa haciendo el ángulo de la cadera aproximadamente a 90 grados del suelo. Asegúrate de tener una colchoneta  o suelo suave de aterrizaje al realizar estas rutinas. Anda hacia abajo en una pierna y de forma rápida hacia arriba con la misma pierna. Haz de tres a cuatros series de seis a ocho repeticiones en cada pierna. Step Ups en Step (Imagen 8) Coloca un pie en un step y haz el movimiento hacia arriba con dicho pie mientras llevas la otra pierna hacia arriba. Asegúrate de mantener la misma acción del brazo como si estuvieras corriendo. Haz tres a cuatro series de seis a ocho repeticiones en cada pierna. Step Ups Rápidos de Pie (Imagen 9) Coloca un step aeróbico en un suelo seguro para prevenir que se mueva. Tras la señal, el atleta saltará al step con la pierna/pie que usa generalmente para salir de los bloques. El atleta saltará sobre y fuera del step lo más rápido posible durante 30 segundos. Asegúrate de mantener la secuencia adecuada de los movimientos del brazo en el movimiento al correr. Saltos de Estadio (Imagen 10) Usa los steps de estadio de aluminio para hacer este ejercicio, de esta forma te proporcionará un aterrizaje mucho más suave. Coloca las manos detrás de la cabeza y ponte en cuclillas, luego de forma rápida salta  hacia arriba al siguiente step. Realiza esto en aproximadamente 10 filas y baja andando y repite el mismo procedimiento de tres a cuatro veces. Saltos en una Sola Pierna (Imagen 11) Encuentra un área que sea suave y plana si estás fuera. Pon en fila seis conos y practica saltando sobre uno o dos para alinear la distancia apropiada entre conos. Inicia saltando en los conos y luego salta en una sola pierna sobre cada uno. Realiza este ejercicio de tres a cuatros veces por cada pierna. Lanzamientos a Cuchara (Imagen 12) Usa un balón suave o un balón medicinal de 8Kg. Ponte en cuclillas y levántate mientras lanzas el balón con la mayor fuerza posible. Realiza este ejercicio de 6 a 8 veces. Sprints inclinados Encuentra un área inclinada que no sea de mayor de 4 – 5%. La distancia necesitada debería ser de 25 a 35 metros de longitud. Tras la señal, comienza el sprint. Realiza este sprint seis a ocho veces. Hay muchas formas de preparar el cuerpo para el trabajo de velocidad y potencia, tales como la banda elástica, paracaídas y arnés para hombros. (2,3). El trabajo aislado del equilibrio y las rutinas explosivas unilaterales descritas en este artículo desarrollarán a aquellas fibras musculares individuales que no han sido acondicionadas normalmente por el entrenamiento de sprint convencional. Incorporar los patrones de equilibrio y movimiento explosivo, harán que el atleta se vuelva más veloz. Siguiendo este programa durante la pre-temporada, el velocista tendrá una base excelente de entrenamiento de fuerza explosiva y funcional. La simplicidad de este programa de entrenamiento es que éste no requiere de una sala de pesas costosa para obtener resultados. Imagen 1Imagen 2Imagen 3Imagen 4Imagen 5Imagen 6Imagen 7Imagen 8Imagen 9Imagen 10Imagen 11Imagen 12 Referencias Faccioni, A. Assisted and resisted methods for speed development: Part 2. Modern Athlete and Coach 32:8 – 12. 1994. Jakalski, K. Parachutes, tubing and towing. Track Coach 144:4285 – 4589, 4612. 1968. Letzelter, M., G. Sauerwein, and Burger R. Resistance runs in speed development. Modern Athlete and Coach 33:7 – 12. 1995.

Leer artículo completo →

Todo son ventajas


  • Totalmente online
  • Certificación homologada
  • A tu ritmo, cuando tú quieras!
  • Cursos de calidad garantizada
  • profesores especializados
  • y muchas ventajas más...